Google+ Followers

sábado, 5 de mayo de 2012

PARA MI MADRE






Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo. Tu corazón comprendía cuando necesitaba una amiga. Tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección. Tu fuerza y tu amor me guiaron, y me dieron alas para volar.
Como te hecho de menos y cuanto me acuerdo de ti.
Te quiero Mama.

No hay comentarios: