Google+ Followers

viernes, 21 de mayo de 2010

CUENTO A SOFIA Y JUANITO



-“¿Juegas conmigo? “, gritaba Juan desde la escalerilla de la cocina su hermana Sofía que andaba un poco liada aquellos días entrenando para la final de una competición de pádel entre su instituto y el instituto Zurbarán de su misma ciudad.

Sofía explicaba una y otra vez a su hermano Juan que aquel partido era muy importante para ella, podría ganar por tercer año consecutivo la copa para su instituto y que una vez terminado, volverá a dedicarle todo su tiempo libre igual que antes.

-“Uff!”, pensó Juan era muy pequeño para entender cosas de mayores y bajando el último escalón salió al jardín a jugar con sus juguetes y su mascota, una tortuga llamada Manuela.

Sofía después de entrenar, jugó su partido diario de tenis y se marchó a casa a terminar las tareas de clase, tenía examen de inglés era de sus asignaturas favoritas y que dominaba bastante bien, al igual que el neerlandés ya que su padre era Holandés. Llegó la hora de irse a dormir y antes de entrar en su habitación entró en la de su hermano a rezar sus oraciones juntos, su hermano le dijo:

-” Sofía, anda, cuéntame un cuento que así dormiré mejor”. Sofía sonriendo aunque cansada comenzó a contarle un cuento pero antes de terminar se quedó dormida junto a su hermano.

Al despertar bajó como un rayo a desayunar quería llegar pronto a clase, tenía que hablar con su amiga Paula:

-“No tuve tiempo anoche de ver nuestra serie favorita ¿puedes contármela?”. Paula algo nerviosa por el examen de inglés le dijo:

-“Sofía, en el cambio de clase te doy todos los detalles”. Terminadas las clases se marchó nuevamente a entrenar para el campeonato de pádel el entrenador le dijo:

-“Sofía, nada de tenis ni de televisión ni de bailes desde hoy hasta el día de la final quiero que estés únicamente centrada en los estudios y en el pádel, todo lo demás fuera hasta nueva orden”.

Sofía que era muy activa se puso algo triste no podía imaginarse dos largos meses sin sus amigas sus partidos de tenis y lo peor, cómo explicaba a su hermano que no podría jugar tanto tiempo con él.

Estaba sentada en la habitación cuando de repente una carita asomó por la puerta para jugar con ella, Sofía lo miró y le dijo:

-“Juan ¿qué es lo que más te gusta en el mundo?”

Y su hermano contestó mientras mordisqueaba una pelotita de goma azul; “pues… jugar”. Sofía sonrió y Juan insistió; -“¿jugamos?”

-“No puedo, Juan, estoy haciendo las tareas y después tengo que descansar mañana tengo que entrenar”…así que de nuevo Juan se fue a jugar solo. Sofía lo miraba desde su habitación y entristeció pensando;-“no sé por qué le doy tanta importancia a un partido que no sirve para nada, el próximo año no volveré a Jugar”.

Esa noche no pasó por la habitación de Juan porque no salió de la suya, hasta su madre le subió algo de comer. Mientras dormía se le apareció su hada madrina que muy bajito le decía:

-“No te preocupes Sofía, tu hermano está bien, él tiene la capacidad de jugar sin la necesidad de ninguna compañía y no des por perdido tu tiempo, ese campeonato de pádel guarda una sorpresa que te hará sentir bien”…y su Hada Madrina se desvaneció en sus sueños.

Llegó el gran día, era sábado por la mañana, el sol sacó sus mejores rayos y en las gradas todos sus compañeros de institutos sus mejores amigos y como no, su hermano Juan. Sofía estaba muy feliz porque todos a los que tanto quería estaban allí. Allí estaba también su madrina Lola que más que su madrina era su Hada Madrina, así era imposible perder el partido.

Comenzó el partido, su contrincante era una niña del instituto Zurbarán que conocía muy bien y a la que siempre le tuvo aprecio. Los minutos pasaban y Sofía ganaba con gran diferencia de puntos. En un pequeño descanso mientras el entrenador le pasaba una toalla y una bebida, Sofía pudo escuchar una conversación que venía de las gradas:”… el premio en efectivo para la ganadora es muy importante y que bien le vendría a Pilar (su contrincante) ya sabes que su familia está pasando un bache económico y ese dinero les sacaría del apuro.”

Entonces miró hacia las gradas y pensó;-“si gano, todos me tendrán como una campeona y para mí no es difícil conseguirlo, tengo muchos más puntos que Pilar pero si la dejo ganar a ella sin que nadie se entere su situación económica se verá más desahogada ¿qué hago? Se preguntaba”. Entonces dieron la señal de reanudar el partido. Mientras golpeaba la pelota contra el suelo antes de lanzarla, lo vio claro, tiene que ganar ella y comenzó a dejarse ganar. Todos la animaban en el graderío, pero Sofía sabía bien lo que hacía. Al cabo de media hora cuando la señal de fin del partido hizo que las pelotas cayeran al suelo junto con las pequeñas raquetas, un silencio invadió su cabeza mientras el graderío se venía abajo con los amigos y alumnos de Pilar, un” ¿que ha podido ocurrir?” de puro asombro se veía reflejado en todos los que acompañaron a Sofía. Sólo una persona, tan solo una lo sabía.

-“No jugaré el próximo año”, dijo al entrenador secándose el sudor, “creo que ya no me motiva participar y en casa hay alguien que me espera impaciente para jugar.”

Antes de dormir, Sofía entró en la habitación de Juan y le preguntó:

-“¿juegas conmigo un ratito antes de dormir?” Juan con una sonrisa en su pequeña carita le dio un juguete a su hermana que volvió a quedarse dormida encima de su cama.

En lo más profundo de sus sueños su Hada Madrina cuidaba de ellos.

Con todo mi cariño para dos hermanos fantásticos, este cuento que espero os guste ya que es un regalo muy especial que me ha encargado para vosotros vuestra Hada Madrina Lola.

Besos Nati.


Gracias querida Nati, por este precioso cuento que me has regalado, me ha llenado de alegria, eres una gran escritora y  UNA  GRAN AMIGA, estoy segura que a mi ahijada le va a encantar, muchas gracias.

5 comentarios:

ESTEFANIA dijo...

Que bonito cuento! y que fondo más hermoso: Unos niños maravillosos. Felicidades. Un beso.

claudia dijo...

muchas gracias por pasar a visitar mi blog,saludos desde Tenerife!!!!

Mar dijo...

Hola, que bonito cuento da gusto leerlo es como volver a ser niña. Muy lindo. Besos

NURIA 58 dijo...

Muchas gracias por visitar mi blog de pachwork,jo soy nueva en este mundo y aún no se muy bien como ir creando un blog tan bonito como el tuyo,este y el de patch con tus amigas,de los que ya me he hecho seguidora,pero este ha sido el elegido porque casualidades de la vida tambien tengo una casita de muñecas victoriana el abuelo de mis hijas le construyó cuando eran pequeñas pero quedo a medias y yo estoy intentado terminar,tengo los kits de los muebles importantes y bastantes cosas hechas,tengo las lamparas,pero al abuelo después de empapelar y poner suelo de parquet no hizo instalacoón para la luz,ahora él ya no está,mis hijas son mayores y a mi se me dá mejor la costura y los bordado,tengo muchas revista de casitas de miniaturas pero te agradeceria que si tienes algo de tiempo entre tu y alguna de tus seguidoras me echarais una mano para poder ir terninandola.Por mi parte si necesitais alguna cosita no dudeis en poneros en contacto conmigo.Cuando inaguré mi blog me dige a mi misma que las 10 primeras seguidoras que tuviese les mandaría un regalito,me gustaria podertelo enviar,tú que hace más tiempo que estas en la red ya me diras como lo puedo hacer.Muchas gracias.
Saludos
Nuria

Nati dijo...

Gracias Lola por subirlo a tu blog y con una foto de los autenticos protagonistas, me alegra saber que os ha gustado mí trabajo, yo le puse todo mí cariño.
Para lo que necesites ya sabes dónde encontrarme.
Besos Nati.